LA VAGINA, SUS FORMAS Y FLUIDOS

No es nuevo decir que desde siempre nosotras las mujeres y nuestro cuerpo hemos sido objeto de utilización del patriarcado, y de la sociedad. Hemos sido entonces la excusa perfecta para inventar estereotipos, ocultar realidades y demás, así mismo hemos sido enseñadas en creer cosas sobre nuestro propio cuerpo, que no son verdad. 

Como por ejemplo cuales “deben” ser las medidas de los cuerpos “perfectos”,  o como se supone que deben lucir… y eso solo por hablar de temas superficiales, porque si nos vamos a lo profundo, hemos sido invisibilizadas en muchos otros aspectos, como si, lo que nos tocara vivir, no existiera, o fuera pecado hablar en alta voz de muchos temas, y por supuesto nuestras vaginas no son la excepción, así que nos han hecho creer muchas cosas sobre nuestra vagina, por ejemplo  que huele muerto y que debemos ponerle algún perfume para huela a lavanda o a rosas, nos han mostrado que la menstruación es azul, en la mayoría de comerciales de toallas o tampones, como si nuestro linaje fuera el mismo de los pitufos, o tal vez de la realeza como cualquier mito urbano.

Nos han dado a entender que todas las vulvas son blancas, rosadas, sin vellos, y con labios menores al interior. Y, a decir verdad, nada está más alejado de la realidad que todo lo mencionado anteriormente, y me alegra saber que estamos despertando para darnos cuenta que todos estos estereotipos solo le sirven a quien inventó el reinado de “belleza”, y a las multinacionales que no están interesadas en nuestra salud, sino solo en vender.

Ya es hora de que dejen a nuestros cuerpos y a nuestras vaginas en paz, porque si, nuestra menstruación es roja, porque la sangre humana es de color rojo, y no nuestra vagina NO huele a pescado, tampoco debe oler a flores, solo a vagina y no necesitamos un jabón refrescante con sensación a menta, solo hacer una buena limpieza, agua y ayudándonos de nuestros dedos, pues todos estos productos que quieren vendernos como “Necesarios” solo afectan nuestro pH y las condiciones naturales de nuestra vagina, pudiendo desencadenar infecciones o irritaciones.

Tampoco tenemos una vulva de una niña de 5 años, porque a ver, maduramos a los 13 y a esa edad empiezan a salir los vellos, que bien gruesos además hacen que la depilación pueda causar foliculitis, acné, y oscurecimiento de la zona, además, según me decía la dermatóloga, esa zona puede tener un fototipo más oscuro, dada la influencia hormonal, y si eres de piel morenita, más aún! así que pensar en una vulva con la descripción del principio, no señores.

Tampoco existe un solo tipo de vulva, porque puessss si no han visto, aquí somos más de 7 mil millones de personas y todas diferentes, así que si, con nuestra vulva sucede lo mismo, resulta que existen más de 20 tipos de labios vulvares, todos diferentes, pero todos con funcionamiento perfecto, así que no tiene nada de malo si la tuya no se parece a las que hablan en los comerciales, o se mencionan en la mayoría de los dibujos.

Y no, no necesitamos unos protectores diarios para mantenernos “protegidas y secas”, la vagina produce flujo, como cualquier cavidad de nuestro cuerpo que tiene contacto con el exterior, para protegerse, así como la nariz, así como las orejas, así como la boca, si, así mismo! El flujo vaginal es normal, y tratar de secarlo o eliminarlo es lo que puede causar la mayoría de nuestras infecciones, ese flujo vaginal es ligeramente ácido y es lo que causa que nuestra ropa interior en el punto donde cae el flujo, se torne amarilla o blanca, pues hace perder el color de la tela por su acidez, sin que eso signifique que somos desaseadas o descuidadas, y usar los “mágicos” protectores diarios para evitar que nuestra ropa se manche por nuestro flujo, solo causa sudoración y mal olor, nuestra ropa interior y si es de algodón,  es el mejor aliado para mantener una vulva fresca y sana.

Estos son algunos ejemplos que hacen que abramos los ojos para saber que no estamos mal, que quien está mal es esta sociedad perversa que se viste de mentiras solo para vender, usándonos como pretexto. Y espero que así como a mi, reconocer esta verdad, te ayude en tu proceso de amor propio, para que cuando sientas que algo está mal con tu cuerpo o con la forma como te ves, te repitas nuevamente NO SOY YO, ES ESTA SOCIEDAD.

Escrito por:
@marianacastillo07

0
0 item
Mi Carrito
Empty Cart